Nos tienen domesticadas

El censo de votantes en España es en su mayoría femenino. Las mujeres representamos -sobre las urnas- un millón cien mil papeletas más que los hombres. Somos más. Según datos de la contienda electoral del año pasado (municipales de mayo), las féminas suponemos el 51,6% del censo frente al 48% de varones. Es decir, porcentualmente hablando, hay una diferencia de tres puntos de votos en manos de las mujeres.

Entonces… ¿es que los políticos no se han dado cuenta de ese importante mordisco de posibles seguidoras? ¿Es que nosotras no vemos la importancia de unas políticas que nos incluyan de verdad? ¿Por qué esos “asuntos de mujeres” (que tocan a toda la sociedad, como el cuidado de mayores o la paridad real) no resultan claves a la hora de decidir?

Y aquí GRITO en MAYÚSCULAS por si alguien no lo ha oído. En este país SEIS MUJERES fueron asesinadas por hombres en mayo de 2016, según recoge Informes y cifras, feminicidio: “En mayo fueron asesinadas cinco mujeres. Todos los casos se trataron de feminicidios íntimos, aunque solo tres de ellos están reconocidos como cifras oficiales por el Ministerio de Sanidad. De los dos restantes, uno permanece en investigación y otro no es condiderado como un caso de violencia machista. Además, contabilizamos un asesinato de mujeres por robo ocurrido durante el mes de abril pero descubierto en mayo”. ¿Y?  De ellas sabemos tan poco como de los 700 ahogados en aguas del Mediterráneo. El fútbol, Venezuela, los debates electorales llenos de promesas invaden el espacio mediático, bastante masculinizado, por cierto. No contar quiénes eran es hundirlas más, ser cómplices del silencio del sistema, de los medios y de una ciudadanía que solo mira su barriga. 

“Porque los partidos políticos no tienen ningún interés y porque estratégicamente no es fundamental. No son cuestiones que afecten a sus votantes”, afirma Lucía Martínez Odriozola, profesora de Periodismo en la UPV-EHU y una de las fundadoras de Pikara Magazine. “No, no son los temas importantes, dado el proceso de domesticación de las sociedad. Porque aunque la desigualdad está muy presente en sus programas, no se considera que haya que actuar sobre el germen de ese desequilibrio: el patriarcado”, zanja la reportera vasca.

En la misma línea, la periodista Irantxu Varela, desde  Videoblog El Tornillo, habla con humor de esclavas e invita a las mujeres a autorealizarse un test para saber si hemos caído o no bajo el yugo de esa domesticación. Varela cuenta que la Rae acierta con la definición al decir que: “1: Un esclavo es quien carece de libertad por estar bajo el dominio de otro” [la sociedad patriarcal]; 2: “Es alguien rendido, obediente, enamorado…”; o 3: “Una persona sometida a una “actividad que exige mucho trabajo, atención y cuidado”. Y sí, está claro, ata obedecer como nos enseñaron, ser guapas, estar delgadas –ojo, con la industria de la culpa en manos de dietistas, cirujanos y cosmetólogos-, querer porque nos toca como mujeres, cuidar a mayores e infantes… ¿Y ellos?, habría que preguntarse.

¿Dónde están las chicas en las listas?

La patata caliente por la que los discursos feministas no llegan a concretarse suele estar en que aunque sí hay mujeres feministas en todos los partidos de izquierdas, su relevancia mediática es poca y su presencia en las listas electorales sigue siendo minoritaria. Beatriz Gimeno, feminista y diputada en la Asamblea de Madrid por Podemos, señala que el núcleo del problema es que las mujeres siguen estando poco representadas en las esferas de poder. También en su partido, reconoce. Es más, reflexiona: “Hoy sería imposible que una feminista que se declare como tal fuese elegida como primera opción para presidenta; podría serlo, pero tendría que decir que solo es feminista de refilón”. Y lo peor, una política auténticamente feminista sería aquella que se dirigiese al total de la población, al 100 por cien, y no solo a las prioridades de los hombres, que son los que hasta ahora han escrito las leyes, advierte. En fin, que sí, que parece que nos han domesticado.  FIN

 

Anuncios

2 thoughts on “Nos tienen domesticadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s