Mujeres al frente (libro) busca mecenas

Aprovechando el último reportaje que publico en Tintalibre, “Crowdfunding, aportaciones micro para cambiar el mundo”, en el que cuento cómo mediante financiación colectiva se puede levantar hasta una catedral, avanzo que en brevísimo saldrá el libro Mujeres al frente por esta vía. Será vía www.libros.com. Más sobre el tema por todas mis redes, incluidas las humanas.

Y una vez hecho el corte publitario, algunos extractos del reportaje que aparece en la revista de enero:

“Publicar libros, producir una película o poner en marcha una aventura que lleve hasta los confines de la tierra es posible sin dinero. Los artistas y emprendedores de antaño (Miguel Ángeles y otros no necesariamente tan buenos) necesitaban ricos, pero hoy la web permite que micromecenas por menos de cinco euros levanten esos sueños sin que necesariamente los autores tengan el talento del italiano. No hace falta una fortuna, una editorial o productora que confíe en el emprendedor. Vía crowdfunding, o financiación colectiva, salen libros, películas, empresas, acciones solidarias o cualquier iniciativa que se gane la confianza de quienes ponen el dinero, los mecenas 2.0. Y funciona, para alegría de muchos; que no todos, ya que esta fórmula escuece a muchos intermediarios y distribuidores, que ven que sus fórmulas de trabajo dejan de ser imprescindibles. 

La mecánica es simple: se lanza una idea desde una plataforma on line que debe captar “socios” en un tiempo limitado y que oscila entre 30 y 40 días. El precio a pagar es micro, se estipula una recompensa, algo especial y que motive al potencial comprador, y listo. Si todo funciona, si hay más almas que crean en el proyecto, la iniciativa cuenta con el dinero para hacerse real. Hay campañas para todos los gustos: culturales; de apoyo a empresas o a causas no lucrativas. Todo depende del instigador y lo sugerente que haga su idea, que siempre debe seducir, prevender. 

Desde Verkami, el site “estrella” en España de este tipo de patrocinios presumen de haber hecho posibles más de 4.700 proyectos, gracias a más de 600.000 mecenas que han aportado 24 millones de euros en los cinco años que llevan funcionando. (…) Como en el resto de plataformas, el dinero de la “preventa”, se devuelve a las creyentes almas si –autores y plataformas- fallan en la campaña. (…) Entre sus muchos logros del año pasado, consiguieron reconvertir una iglesia asturiana abandonada en un templo de skate pintado por el graffitero Okuda San Miguel.

Centrados únicamente en libros, apareció hace apenas cinco años libros.com, un espacio donde cualquiera puede enviar un libro y convertirse en autor. Ellos se definen como “una apuesta por un modelo más democrático de la industria del libro. Utilizamos el crowdfunding para desarrollar nuestros proyectos editoriales, y establecemos una relación más justa y transparente con nuestros colaboradores”. Libros.com es una editorial que asegura una edición, diseño y distribución de calidad sin coste para el autor –siempre que se alcance el número de mecenas mínimo- que garantizan la viabilidad económica del proyecto. Si se supera ese número, empiezan los beneficios, para ellos y para el escribiente. La principal diferencia con el modelo anterior, es el apoyo de la plataforma, que se encarga de realizar la campaña, editar y corregir el manuscrito, imprimir y distribuir. Roberto Pérez, director de libros.com, señala que su ventaja fue el desconocimiento del sector. “No saber fue nuestro acierto, ya que nuestro principal problema era la financiación. Así que no seguimos las pautas del sector: no adelantamos dinero para editar sin saber si va a funcionar. Queremos que todo los que sacamos sea un éxito, y tenemos un porcentaje de publicación muy alto, del 85%. Para eso, aplicamos un filtro bastante exhaustivo. Solo vamos a crowdfunding con el 5% de los proyectos que recibimos”, comenta. 

(…)

Por un mundo mejor

Fuera del ámbito cultural, goteo.org propone cambiar el mundo a su modo, gota a gota. Nacieron hace cinco años, como fundación y como plataforma de crowdfunding con la intención de contribuir a una sociedad más ética y colaborativa. Desde ella se han conseguido hitos como la campaña Yoibextigo, promovida por la revista La Marea. En ella pedían colaboración a los ciudadanos para investigar a las empresas del Ibex 35. Se consiguieron casi 100.000 euros de 3.372 personas. También la revista Contexto ingresó más de 72.00 euros por esta vía.  Y como en el resto de los modelos vistos, las recompensas las fija cada particular. En la iniciativa Sin cadenas, por ejemplo, lanzado por el club de ciclismo Santa Tecla, las recompensas van desde un simple agradecimiento en las publicaciones de la organización al pago de pertenencia al club durante un año. En su campaña, todavía en marcha, buscan enseñar a las mujeres mayores a montar en bicicleta para reforzar su autonomía. (…)

¿Chantaje emocional?

Bien, ¿y qué hacer si a tu mail o red social, llega una petición de un amigo cercano para que le apoyes en su deseo de ser artista? ¿Hasta qué punto esa apelación a tu correo personal es un chantaje emocional? Jonás Sala, uno de los fundadores de Verkami, lo tiene claro: “Hemos trabajado mucho para que las aportaciones no se vean como una donación. Nuestra intención es que la gente que pone dinero se sienta parte del proyecto. Se trata de que todas las partes salgan ganando, la persona que lanza el proyecto y quienes creen en él, que consiguen una recompensa especial a un precio muy razonable. Y como baza a su favor, habla de los cientos de mecenas que repiten y se enganchan a ese sano hábito de “consumir cultura”. FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s