Feministómetro

Sí, ahora hasta los centros comerciales dicen ser feministas, las marcas de camisetas se tornan violetas y las pecheras se han llenado de Fridas Kahlos y eslóganes por los derechos de las mujeres. También los partidos parecen haber oído el grito de las mujeres en las calles por defender la igualdad: a un mismo salario, a vivir libres de violencia, a la paridad, a una investigación en salud, a una visibilización. Es un gusto, el mundo de repente se ha vuelto feminista, pareciese. Pero, ¿será verdaderamente así, cómo medir el compromiso real con la causa de quienes abrazan ahora el feminismo? El problema, es que no tenemos un feministrómetro, es decir, una máquina para medir machismos. Puesto que no contamos con ese contador y seguimos cayendo en las mismas prácticas patriarcales, van una serie de términos y experiencias que hablan de machismos. Haz la prueba, responde el siguiente test y comprueba cuánto pesan los estereotipos o las máximas tantas veces repetidas. Sí, tienes varios “síes” es fácil que te/nos quede todavía por aprender en feminismo y tenga/mos un problema a la hora de pensar, dada la sistematización de un mundo dictado por ellos. Prueba…

  1. A) Desconozco qué quiere decir palabra “señoro”.
  2. B) Desconozco qué quiere decir la palabra sororidad.
  3. C) Sí, creo que las feministas radicales son feminazis.
  4. D) Sí, sostengo que decir piropos a las mujeres por la calle es una galantería.
  5. E) Conjugo el verbo correr de la siguiente manera: yo corro, tu corres, el corre, nosotros corremos, vosotros corréis, ellos corren.
  6. F) Sigues hablando de conciliación y no de corresponsabilidad
  7. G) Comentas: “Si a mi hija o mi mujer le pasara lo de La Manada…”

Y aquí, las respuestas.

1. Para quienes no saben ver todavía a los “señoros” alrededor (cuidado, hay muchos) o ni conocen el concepto, les invito a irse a salir a las calles, es uno de los términos que más nos gustan. No está en los diccionarios, pero habla de “cierto tipo de hombres de comportamientos sexistas y con una visión del mundo tradicional y patriarcal. Son peligrosos, mandan, actúan bajo estereotipos y se sienten amenazados por el simple hecho de que una mujer sea consciente de sus derechos, y los reclame.

2. Sororidad. En la Fundeu lo dan por término válido y explican que es hermandad entre mujeres, lo que fue la fraternidad de la revolución francesa. https://www.fundeu.es/recomendacion/sororidad-termino-valido/En la RAE no está incluida, vaya, como feminista radical, invito a firmar porque exista, https://www.change.org/p/real-academia-española-incluir-la-palabra-sororidad-en-la-rae

3. Ser feminista radical es exactamente igual que defender los derechos humanos de una manera radical, puesto que no se pueden reivindicar a medias tintas.

4. No, los piropos son la práctica machista más comúnmente aceptada y constituyen una falta de respeto. Piropearnos supone cosificarnos y asumir que quien lo lanza tiene el derecho de lanzar y opinar, de dictaminar qué le parece esa mujer que deambula por las calles.

5. Yo, mujer, también aprendí a decir “nosotros corremos”. Las nuevas generaciones son la esperanza. Caí rendida de amor ante la llamada de atención de una maestra a la hija de mis amigos. Cuando le pidieron el verbo ella lo conjugó así: yo corro, tu corres, ella corre, nosotras corremos, vosotras corréis, ellas Corren. La profesora no cabía de gozo, la niña ya piensa diferente. La aplaudo con todas mis fuerzas.

6. La conciliación sigue recayendo sobre las mujeres; la corresponsabilidad sobre el Estado, las empresas, los hombres y las mujeres.

7. ¿De verdad tienen que violar a tu hija para que sientas cercano el terror de ese delito? Las mujeres somos personas, no necesitamos parentescos para que se defiendan los derechos humanos.

Y tras esto, parafraseo a la jueza Gloria Poyatos, que dice que el “machismo es una enfermedad de transmisión cultural cuya vacuna es la educación”. Afortunadamente, como apunta la jurista, se puede curar.  Así que a correr, a por libros. Yo ya corro en femenino y además, invito a la comunidad a enviarnos más propuestas para engordar este necesario feministómetro.

Publicado en Más de la mitad, 20 minutos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.