Retos del feminismo 99%: “O avanzamos o avanzan”

Lula Gómez, Madrid. No hay un feminismo, hay muchos; no hay una mujer, hay muchas. De ahí la confusión cuando se le ponen apellidos a un término que es sinónimo de igualdad. Bien, cuando se habla de feminismo del 99% se hace referencia a una corriente nacida en Estados Unidos con el clamor de Ocuppy Wall Street, “hijo” del 15M español, que decía estar harta de unas políticas y unos gobiernos que solo favorecían al 1% de la población. Reivindicaban cuestiones de género, clase, raza y orientación sexual y el poder del 99% restante, como el feminismo que se pone este numeral. A partir de la publicación titulada Un feminismo del 99%, de Lengua de Trapo, cuatro de sus autoras debatieron sobre los retos de esta ideología. Lo hicieron en el madrileño Teatro del Barrio la noche del pasado lunes.

Para Justa Montero, que escribe un capítulo del libro dedicado al pasado 8M (https://www.publico.es/sociedad/nombres-calles-mujeres.html), el gran desafío a futuro está claro: “O avanzamos y situamos el feminismo en una dinámica que impugne el sistema, o avanzan”, señaló contundente esta histórica del feminismo español. Coincidió con ella la política Clara Serra, que abogó por articular el feminismo como el lugar para la lucha por otros espacios, como la reorganización de la economía (incluida la de los cuidados) y de la sociedad en general. Para ella, actualmente en Podemos, de quien habló en un tono crítico por no haber sabido entender el significado del feminismo desde el principio, el feminismo [del 99%] representa un nuevo tablero para hacer las cosas desde un proyecto transformador. Según Serra, la lucha ya no está en la defensa de las clases, sino en los derechos de ese 99% por el que abogan las mujeres.

La duda surge en cómo aglutinar los derechos de una masa tan diversa, plural y global. Porque este feminismo habla de migrantes, pensionistas, jóvenes, desigualdad (ya sea por etnia, sexo o religión), precariedad laboral… “El reto es organizativo. Porque el movimiento debe ser transversal e inclusivo y generar así una agenda reivindicativa de carácter universalista. Frente a los nuevos fascismos, la tarea es la reconstrucción de los círculos sociales desde lo público y la solidaridad y en contra de las políticas neoliberales”, apuntó la periodista Nuria Alabao.

Fefa Vila, que dijo tener más preguntas que respuestas a los retos del feminismo, habló de la necesidad de atender al relevo generacional, que demanda nuevos espacios y nuevas formas de organización. Se trata de crear los espacios para que quepamos todas y dar cabida, por ejemplo, al movimiento queer, trans o a las mujeres feministas racionalizadas. “También debemos hablar y pensar en cómo entendernos con las trabajadoras sexuales, que es el tema que ahora nos desune. No se puede obviar. Hay que entender la diversidad dentro del seno del feminismo y avanzar en él para reconocer a un sujeto feminista plural que se va haciendo más complejo en sus expresiones, luchas y reivindicaciones. Meterlo debajo de la alfombra, no ayuda”, afirmó la socióloga. Tanto ella como Justa Montero apelaron a reconocer los muchos logros del feminismo de los 70, que también fue hegemónico, recordaron. El problema, matizó Vila, es que luego fue borrado. Para seguir caminando, reiteró Vila es necesario renovar ese feminismo de los 70 y renombrar sus nuevos cuerpos y realidades. El objetivo: recoger el espíritu de las nuevas generaciones que suman ese nuevo feminismo.

Pero no sólo dentro, debe estar bien cosido un feminismo, cada vez más popular y universal. También es importante fijar las costuras con otros movimientos. Alianzas, repitieron las ponentes, para ser un movimiento fuerte, plural, autónomo de los partidos y una punta de lanza que recuerde que los derechos son conquistas. “Se trata de construir nuevas estructuras políticas sin destruir”, concluyó Fefa Vila.

El libro, Un feminismo del 99%, cuenta con prólogo de la feminista Nancy Fraser y los textos de Ana G. Adelantado, Nuria Alabao, Luciana Cadahia, Germán Cano, María Castejón, Silvia L. Gil, Tatiana Llaguno, Justa Montero, Clara Serra y Fefa Vila. En sus páginas se intenta responder a temas el por qué del éxito del 8M español, el papel de los hombres dentro de los feminismos, el feminismo como un tema también de la derecha, el #MeToo…FIN

Nota: esta pieza se elaboró para un medio de comunicación que, una vez encargado, cambió de opinión y no lo publicó. Me pagarán la mitad de lo pactado. #Precariedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.